Te dejamos con una serie de consejos, para que le saques todo el partido, a cada uno de tus viajes.

Viajar es un arte, de eso no hay duda.

Muchas son las maneras que podemos elegir hoy en día para viajar y descubrir nuevos lugares, y de igual variedad las experiencias y emociones que vivimos en los viajes, y que nos traemos de vuelta a casa, deseando de compartirlas con nuestros mas allegados.

Pero un mismo destino, puede significar algo muy diferente según como enfoques tu viaje, por lo que aquí os dejamos algunos consejos, sobre como sacarle el maximizar tu viaje para que se convierta en algo muy especial y difícil de olvidar.

1. PRIMA LA CALIDAD A LA CANTIDAD

Y con calidad, no nos referimos a hoteles de lujo, sino a calidad de lugares y experiencias.

A menudo cuando planificamos un viaje cometemos el error de querer ver demasiados lugares, en muy poco tiempo. Al fin y al cabo, tenemos 20 días de vacaciones y queremos aprovecharlos al máximo y no perdernos nada, pero las consecuencias de una mala planificación no suelen hacerse esperar.

El agobio de ir cargado todo el rato de un sitio para el otro, las prisas, el cansancio, y sobre todo la sensación de no llegar a conocer a fondo, ninguno de los lugares que se visitan, ni de las personas que allí viven, van haciendo mella en nosotros, y nuestra ilusión según avanza el viaje.

Esta receta, clásica de muchas agencias de viajes, con viajes organizados express de 15 días o menos, para ver lo más representativo de un país es quizá la más extendida del mercado, y que rellena uno de los grandes problemas de nuestra época, la falta de tiempo, que nos afecta en todos los ámbitos de nuestra vida, y las vacaciones no son la excepción.

Es sin duda también, una de las diferencias entre el turista, y el viajero, ya que este ultimo, en la medida de sus posibilidades toma un tiempo mínimo en cada lugar, y a menudo evita los lugares más turísticos, casi como los gatos, hacen con el agua.

Quizá vuelvas a casa con la mochila llena de fotos, pero asegurate de que sobre todo la traes llena de experiencias inolvidables, y para ello, viajar con tiempo, y no con prisas, es fundamental. Por lo que si tienes poco tiempo, elige unos cuantos sitios y procura pasar lo máximo que puedas en ellos.

Muchas veces, menos es más, y normalmente es mejor visitar pocos sitios con tiempo, que muchos de corre prisas.

Nosotros lo tenemos claro, tanto en la vida como en los viajes, preferimos calidad, a cantidad.

2. PLANIFICA UN MÍNIMO ANTES DE PARTIR

A nosotros personalmente nos encanta dejar lo máximo posible al azar y a la aventura, pero siempre planificamos un mínimo antes de salir, hacemos un itinerario provisional que se adapte a nuestros gustos y necesidades, priorizamos lo que más nos gusta, y luego lo vamos modificando a nuestro antojo si es necesario

Planificar un mínimo antes de salir, nos ahorrará en muchas ocasiones tiempo y quebraderos de cabeza, sobre todo en los viajes más cortos donde el tiempo escasea.

3. DESCONECTA DE INTERNET

desconecta de internet

Lo sabemos, es complicado, sobre todo cuando en muchos países es tan barato y sencillo conseguir una tarjeta sim con Internet, pero te podemos asegurar que merece la pena.

La vida virtual se ha convertido en parte esencial de nuestra vida, para algunos incluso en la mayor parte. Sin darnos cuenta pasamos muchas horas cada día conectados a la red, pero desconectados de  los lugares y las personas donde estamos realmente.

Ver a un grupo de gente compartiendo mesa, pero cada uno centrado en su teléfono y sin hablar entre ellos, se ha convertido en una imagen de lo más común hoy en día.

Al principio te puede resultar desagradable, y sentirás probablemente la necesidad de conectarte en cuanto puedas a la red, y compartir tus experiencias con tu familia o tus redes sociales. Es parte de la desintoxicación, pero según el tiempo va pasando te acostumbrarás a usar Internet solo de vez en cuando, en las redes wifi que vayas encontrando.

Desconectar de Internet, es sin duda una de las mejores cosas que podemos hacer para disfrutar más de nuestro viaje. Te obligará a estar centrado y presente en el momento que estas viviendo, te ayudara a interactuar más con tu alrededor, a preguntar direcciones, a compartir experiencias y sobre todo a desenvolverte sin necesidad de estar mirando el teléfono a todas horas.

4. INTERACTUA CON OTROS VIAJEROS

Es una de las fuentes de información y de experiencias más importantes y especiales de un viaje.

Cuando viajamos, sobre todo cuando lo hacemos en pareja o en grupo, tendemos a formar círculos cerrados, a no ser tan abiertos a desconocidos, y dejamos pasar de largo la gran ocasión de tratar con el resto de viajeros que tenemos alrededor.

Es importante siempre tratar de relacionarnos con gente nueva, es probable que ellos ya hayan pasado por los lugares a los que tenemos pensado ir, o conozcan otros de los que ni habíamos escuchado hablar, y nos pueden aportar ideas nuevas de donde ir, que hacer, donde dormir y demás información que nos resultará tremendamente útil.

Eso si, mira bien su idea de viaje, sea parecida a la tuya, si no quieres terminar en sitios que te resulten una perdida de tiempo, como en todo, las percepciones son subjetivas.

Pero lo más importante para compartir con el resto de viajeros, no es la información, sino las historias. Piensa que al igual que a ti, a cada una de esas personas a tu alrededor, les ha llevado algo diferente allí, es fascinante conocer la historia detrás de esas personas, y formar parte de ella, aunque sea por un breve tiempo.

interactua con otros viajeros

5. RELACIONATE CON LA GENTE LOCAL

Si, lo sabemos, hemos estado ahí y sabemos lo difícil que puede llegar a ser intentar comunicarse con la gente local cuando no hablan tu mismo idioma, y a menudo sientes que realmente no entiendes lo que te quieren transmitir, pero con un poco de imaginación y gestos, se puede hacer mucho.

De hecho, muchas veces ni siquiera es necesario hablar, compartir un paisaje, un silencio, una  mirada con alguien, es más que suficiente para tener un momento memorable.

Y de todos ellos quizá sea la música el más especial, no hay cosa que comunique más, que el lenguaje universal de la música, si tocas algún instrumento, en poco tiempo toda la gente a tu alrededor se acercará a ti simplemente para escucharte, algunos incluso se te unirán, creando un concierto improvisado de lo más variado que hayas visto nunca.

6. SAL DE LA RUTA HABITUAL

Por muy remoto que sea, todo País tiene una ruta establecida, que es la que la mayoría de los viajeros hacen. Está ahí por alguna razón, y a menudo incluye los sitios más representativos, que aparecen en las guías de viaje y por los que muchos otros antes que tu han pasado.

Una de las mejores experiencias que a veces se puede tener es salirse del camino habitual, cambiar un par de días tu ruta, para poner rumbo a lugares a los que nadie va, suele ser una buena decisión, porque probablemente allí es donde encontrarás tu experiencia más autentica y cercana a la realidad del país.

Salirte de la ruta habitual, te llevará a lugares por los que muy pocos han pasado, y en los que tu, seras probablemente el único extranjero, lo que hará que la población local se sorprenda de verte y se pregunte que haces allí, siendo acogido a menudo como si fueras un personaje famoso, donde todo el mundo querrá hacerse fotos contigo y te agasajaran con todo tipo de comidas y preguntas.

7. APRENDE UN POCO DEL IDIOMA LOCAL

Viajar es siempre mucho más sencillo si aprendes unas pocas palabras en el idioma local. A la gente le gustará ver, como has tomado un mínimo de tiempo, paciencia y esfuerzo para aprender a comunicarte con ellos en su lengua, y te podemos asegurar que lo premiaran.

Preguntar las palabras básicas y practicarlas, parece a priori un problema, pero que se puede convertir en un momento muy divertido, y que sin duda provocará las risas de la gente al escucharte intentar pronunciar los sonidos que a ti te resultan impronunciables, y a ellos algo tan sencillo y cotidiano.

8. SE OBSERVADOR, NO JUEZ

Las comparaciones son odiosas. Cada País, cada pueblo tiene sus costumbres propias, y muchas veces tan diferentes o contrarias a las nuestras. que nos pueden resultar incluso desagradables.

Un gran error que cometemos a menudo, es comparar constantemente lo que vemos, con lo que estamos acostumbrados, y nos convertimos en jueces de lo que esta bien o mal según nuestros valores y puntos de vista.

Intenta siempre en tus viajes mantener una mentalidad positiva con la cultura de los lugares que visitas, por muy extraña que te parezca, seguro que hay algo bueno e interesante que puedes aprender y sacar de ella.

9. CONTRATA UN GUÍA LOCAL DE VEZ EN CUANDO

Sabemos que sus servicios pueden suponer un incremento en el presupuesto de tu viaje, pero te alegrarás de contar con ellos.

Son sin duda una muy buena manera de conocer la realidad de muchos lugares. Han crecido y vivido allí toda o la mayor parte de su vida y conocen como nadie la historia, las costumbres y las anécdotas y demás entresijos, que de otra manera te pasarían desapercibidas.

Busca recomendaciones en Internet o entre otros viajeros, y recuerda que normalmente obtienes experiencias acordes a lo que pagas, a veces merece la pena pagar un poco más por algo y llevarte una buena sensación, que pasar varias horas preguntándote si has desperdiciado el dinero.

10. VIAJA TRANQUILO CON UN BUEN SEGURO DE VIAJE
En los seguros, como en muchas otras cosas en la vida, a veces lo barato sale caro. Una de las mejores decisiones que puedes tomar antes de iniciar cualquier viaje, sobre todo si es fuera de Europa, es contratar un buen seguro, que te dará la tranquilidad de mente necesaria para que te puedas dedicar enteramente a disfrutar del viaje.

Mira bien las coberturas, lo que te incluyen y lo que no, y sobre todo si has de pagar por anticipado los servicios o no. Es muy común que ante un incidente, los seguros te hagan pagar los gastos, para luego reenbolsartelos presentando las facturas, con lo que esto conlleva en papeleo, y por supuesto en dinero, ya que si no se dispone del suficiente puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza.

A nosotros nos gusta viajar tranquilos, y sabiendo que si algo pasa, no tendremos que cargar con los gastos ni los problemas, por lo que trabajamos con que a nuestro gusto, son las dos mejores corredurias de seguros, Mondo e Iati. Puedes ver sus precios y comparar, y si alguna te convence, contratando a través del enlace en el nombre, te llevas un pequeño descuento, que siempre ayuda.




Aventúrate a Viajar, es una agencia de viajes, que nace con un propósito claro, ayudarte y animarte a que vivas experiencias de viaje reales como viajero, en las que puedas vivir momentos únicos e inolvidables.