¿No te decides a viajar? Aquí te dejamos un resumen de lo que a todos nos pasa por la cabeza, antes de tomar la decisión.

Viajar es toda una aventura en si.

A menudo pensamos que viajar es ir a conocer sitios nuevos, pero la realidad es, que lo que realmente hace de un viaje algo que se nos quede grabado para siempre, no so en si los lugares, sino las experiencias que vivimos, y las personas que conocemos en el camino.

Tristemente, en los viajes, al igual que en la vida en general, nuestros miedos nos impiden muchas veces hacer eso que tanto nos gustaría, por lo que te dejamos aquí una lista con los principales miedos a vencer, y con los que todos nos enfrentamos a la hora de emprender un viaje.

1. El miedo a lo desconocido.

Somos gentes de costumbres, de eso no hay duda, y el miedo más común a la hora de enfrentar cualquier viaje, es el miedo a no saber lo que nos espera por delante. Estamos acostumbrados a nuestra rutina, y nuestra zona de confort, donde todo nos resulta familiar y conocemos perfectamente los lugares, las personas y lo que encontrar o esperar de ellos.

Emprender un viaje significa salir de nuestra zona de confort, y enfrentarnos a todo aquello que desconocemos. Significa buscarnos la vida para dormir o comer, y tratar con extraños que realmente no sabemos si están ahí para ayudarnos o por puro interés para sacarnos el dinero. Viajar significa no saber a menudo, si las elecciones que hacemos son las correctas, o si podíamos haber tomado otras mejores, pero también, aprender, mejorar y superarnos con cada paso, con cada día.

La realidad es que en los viajes te vas a encontrar de todo, gente buena y mala, lugares increíbles y otros no tanto, pero la buena noticia es que la mayor parte de las personas que te encuentras por el camino, te esperan con una sonrisa en la cara, y dispuestas a ayudarte a cambio de nada.

barrera del idioma
2. La barrera del idioma

¿Como voy a viajar yo al extranjero si no se ni siquiera el inglés básico? Es quizás una de las cosas que más nos echa para atrás a la hora de viajar. Y sin darnos cuenta nos encontramos pensando, que no seremos capaces de comunicarnos para conseguir ni siquiera lo necesario para llevar a cabo el viaje, por lo que descartamos la idea de llevarlo a cabo directamente, para acabar otro año más haciendo lo mismo y pasando nuestras vacaciones, a los mismos lugares de siempre, que ya conocemos, y que tan cómodos nos resultan.

Si bien es cierto, que hablar un poco de inglés es muy útil para cualquier viaje, la realidad es que en muchos países te encontraras con que la gente, habla solo la lengua local, y su dominio del ingles es parecido al tuyo, o incluso a veces peor, por lo que la comunicación se termina reduciendo a cuatro palabras clave que todo el mundo entiende, y a un idioma muy especial que nos encanta, el idioma universal.

El idioma universal es esa magia que surge entre las personas, cuando no se pueden comunicar entre ellas a través de un idioma común, y que se compone  básicamente de gestos, miradas, sonrisas, y alguna que otra palabra inteligible. El idioma universal, te lleva a tener momentos muy especiales y divertidos con las personas que lo compartes, y en determinadas ocasiones, a comer cosas que no sabías ni que existían o terminar en lugares que no salen en los mapas.

3. No tengo con quien viajar y solo no quiero ir.

Sin duda en el top de excusas y limitaciones en nuestro día a día, que encajan a la perfección a la hora de viajar. No vamos a entrar a analizar a fondo el porqué en la sociedad occidental, tan individualizada, tenemos la concepción general de que hacer cosas solo, parece algo triste y aburrido.

Es curioso observar las reacciones de la gente cuando le dices que te vas a viajar solo, desde los que te tratan como si fueras un loco, hasta los que te tachan de gran valiente por tener hacer tal osadía. Si bien es cierto que las cosas compartidas suelen sentar mejor, viajar solo es todo una experiencia, en la que realmente nunca estas solo, excepto cuando quieres, o si eres bastante antipático, lo cual implicaría estar solo la mayor parte del tiempo igualmente, tanto en los viajes como en la vida.

Viajar solo supone conocer muchas personas en tu camino, con las que compartir ideas, puntos de vista, y un montón de momentos de todo tipo, que luego recodarás con nostalgia. Cierto es, que la mayor parte de esas personas, son efímeras, y unos días o meses después, estarán a kilómetros de distancia, pero sin duda algunas, pueden dejar una huella mucho más profunda en ti y aportarte mucho más en tan poco tiempo, que algunas que te rodean en tu vida diaria durante mucho.

Por último, viajar solo, supone en si un viaje hacia ti mismo, una manera de conocerte más a fondo y aprender a quererte y respetarte, con tus defectos y tus virtudes, pero a este tema tan profundo le dedicaremos un post más extenso, por no alargarnos más.

viajar barato es posible
4. Viajar es caro, no tengo dinero.

Viajar, al igual que el resto de cosas en esta vida, se puede hacer por con mucho dinero, o con muy poco. Hasta los destinos más caros, como EEUU,Japón o Australia, se pueden hacer con un presupuesto muy limitado, y sin pasar necesidad.

¿Entonces, donde esta la clave?

El kit de la cuestión, esta básicamente en el tipo de viaje que llevas a cabo. Si quieres un viaje con hoteles de lujo y que te lo den todo hecho, probablemente tus gastos se disparen y el viaje te salga caro.

Pero si quieres un viaje barato y autentico, donde llenes la mochila de experiencias, te lo tienes que currar, buscar tus alojamientos, planificar tu ruta, tus actividades, y evitar los grandes circuitos del todo incluido de las agencias tradicionales, en los que viajas a toda prisa para echar cuatro fotos y poder decir que has estado.

Y seamos sinceros, a muchos, cuando llega el momento de las vacaciones, lo último que nos apetece es darle vueltas al coco, o pasar el poco tiempo libre que tenemos hasta que llegan, planificando nuestro viaje.

5. Ya no tengo edad para viajar con la mochila

La vida se pasa, para todos. Esta realidad, de la que muchas veces no somos conscientes en nuestro día a día, supone ser consciente de que a ti también te va a llegar el momento en que tengas que partir hacia otro destino, esta vez realmente desconocido.

Por suerte, cada vez es más la gente mayor que se decide a vivir su vida sin dejar que el tiempo que les queda sea más de lo mismo. En mis viajes, he tenido la suerte de cruzarme con gente de casi 70 años, viajando con la mochila por el mundo, llenos de vida y de ilusión, y haciendo, en la medida de sus posibilidades, todo aquello que no tuvieron la ocasión de hacer cuando eran jóvenes, y como dicen ellos, eran otros tiempos.

No dejes que el tiempo se te escape como si nada, y ves haciendo tu lista de experiencias y lugares por vivir y conocer, para que el día en que a ti te llegue el momento de marchar, puedas mirar atrás, y te salga la sonrisa, de haber vivido al menos la mayor parte de todas esas experiencias.



¿Ahora que las conoces? ¿Cual es tu excusa para no viajar?


Pásate por nuestra web, y echa un vistazo a los viajes que tenemos, y a los que estamos preparando, y te darás cuenta de que ya no tienes excusa para viajar este año.



Aventúrate a Viajar, es una agencia de viajes, que nace con un propósito claro, ayudarte y animarte a que vivas experiencias de viaje reales como viajero, en las que puedas vivir momentos únicos e inolvidables.