Viajar a Vietnam es en sí todo una aventura, y cualquier viaje que hagas por este pais te podemos asegurar que no te va dejar indiferente, y es que recorrer Vietnam implica necesariamente una dosis de adrenalina y paciencia a partes iguales. Un lugar de gran intensidad que puede resultar excesiva en tus primeros días, pero a la que te volveras adicto según vaya avanzando tu viaje.

Aunque pueda parecer pequeño en el mapa, Vietnam es un país bastante grande en la práctica, por lo que si tu idea es recorrerlo de sur a norte o viceversa como suele ser común en muchos de los viajes, asegúrate de planificar bien tu viaje y no querer abarcar demasiado en poco tiempo.

El sur, el centro y el norte del país son zonas bien diferenciadas cada una con sus peculiaridades y sus encantos, de todas ellas hoy nos centraremos en esta última, el norte de Vietnam, que tiene en su área suficientes atractivos para mantenerte entretenido durante bastante tiempo sin necesidad de desplazarte en largos trayectos por otras zonas del país. Aquí te dejamos con algunos de los más interesantes lugares que puedes ver en tu viaje por tierras vietnamitas.

1. HANOI: LA PRIMERA PARADA EN TU VIAJE POR EL NORTE DE VIETNAM

Hanoi es el punto de partida para muchos de los viajeros que llegan al país, y a diferencia de otras capitales asiáticas sin mucho interés, Hanoi es una ciudad vibrante que te hace sentir vivo a cada momento. Y no solo porque no te puedes despistar ni un segundo para no morir atropellado por una de las millones de motos que te pasan rozando cada vez que pones un pie fuera de las accidentadas aceras, sino por la cantidad de cafeterías, gentes, olores, sabores y sensaciones que te encuentras a cada paso.

Y es que un viaje a Vietnam no está completo sin una visita a su capital, y la vida turística de la ciudad está repleta de atractivos. Pasear por las orillas del lago Hoam Kiem, visitar el mausoleo de Ho Chi Minh, recorrer las frías habitaciones de la prisión de Hoa Lo, visitar el bonito e histórico Templo de la Literatura o la Pagoda del Pilar Único, son solo alguno de ellos.

Pero si hay algo que deberías hacer en Hanoi aparte de visitar sitios, es sentarte en alguna de las miles de cafeterías de la ciudad a degustar alguna de sus múltiples variedades de café (de huevo, de coco de yogurt...) mientras observas la ajetreada vida del dia a dia, perderte entre las muchas tiendas de ropa a negociar con sus vendedores alguna “ganga”, visitar alguno de sus mercados o degustar el Bun Cha, un plato típico de Hanoi que hace las delicias de cualquier paladar.

Todo esto y mucho es lo que puedes ver o hacer en la capital vietnamita durante tus primeros o últimos días de viaje, una ciudad que siempre te acoge con los brazos abiertos.

HANOI


2. HACER UN CRUCERO POR HALONG BAY

Declarada patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la bahía de Halong se ha convertido en uno de los iconos de Vietnam, y no hay viaje por este país que no incluya un recorrido para conocer este lugar tan pintoresco.

La oferta de cruceros es tan amplia que el mayor problema que tendrás es decidir y elegir entre tanta sobrecarga de información y oferta. Bien sea una excursión de día o un crucero de varios días, lo primero que tienes que saber antes de planear tu visita a la bahía de Halong, es que los barcos se clasifican por categorías según su calidad, por lo que como en todo servicio, por lo general a mayor calidad el precio aumenta.

En cualquier agencia de viajes local te asesorarán sobre los tipos de barco y sobre lo que puedes ver en cada excursión, es importante que te asegures exactamente de lo que incluye el viaje y lo que no, para no llevarte sorpresas una vez iniciado el recorrido y mira bien que lugares o actividades se visitan.

Para visitar Halong Bay, puedes optar por iniciar tu tour desde Hanoi o desplazarte por tu cuenta hasta la cercana isla de Cat Ba. Si optas por la primera opción pregunta cuánto tiempo real se pasa en el barco, ya que existen dos carreteras para llegar al puerto, una nueva (2h) y una vieja (4h), por lo que es común que las excursiones más baratas incluyan el transporte por la carretera vieja, con la consecuente pérdida de tiempo, sobretodo si tu excursión es de solo un día.

HALONG BAY


3. EXPLORAR NINH BINH Y SUS BELLOS ALREDEDORES

Si las fotos que has visto de Halong bay te gustaron, espera hasta llegar a la localidad de Ninh Binh para quedarte maravillado con sus espectaculares paisajes. Y es que cualquier viaje por el norte de Vietnam debería incluir un paso casi obligatorio por este lugar.

La zona es atravesada por varios canales y ríos y está repleta de formaciones karsticas y arrozales que le dan al paisaje un tono bucólico que se ha ganado a pulso su más que emergente fama turística. La mejor manera de ver Ninh Binh es alquilar una moto o una bicicleta y recorrer en 2 o 3 días algunos de sus principales atractivos, perderte entre sus campos de arroz, o adentrarte en alguna de sus muchas cuevas.

Ninguna visita a Ninh Binh está completa sin hacer una excursión en barca por el río, para ello tienes dos zonas, Tam Coc y Trang An.

La excursión por la primera tiene una duración menor, y se desarrolla entre estrechas paredes verticales de roca, pero si vas en la época en la que el arroz está apunto de ser cosechado, el paisaje es simplemente espectacular y puedes ver a la gente local trabajando en los campos a orillas del rio.

Si te decantas por Trang An, por el mismo precio puedes estar cerca de 3 horas en la barca y el paisaje atraviesa múltiples cuevas y paisajes kársticos de gran belleza. No te olvides de subir a contemplar el amanecer o el atardecer a la Mua Cave, y es que aunque los escalones para llegar a lo alto puedan llegar a ser extenuantes, la recompensa son unas vistas que recordarás durante mucho tiempo.

NINH BINH


4. LOOP EN MOTO POR HA GIANG

La zona más al norte del país, ya casi en la frontera con China, alberga algunos de los paisajes más bonitos ya no solo del país, sino probablemente del mundo entero. Una zona repleta de diferentes etnias locales donde puedes dormir en una casa con una familia local mientras disfrutas de cenas que te dejarán sin poder moverte y experiencias cercanas para comprender las costumbres y hábitos de vida de toda la zona.

Y es que estos pueblos, aislados del resto del en verdes valles remotos y rodeados por montañas, han desarrollado una particular forma de vida durante generaciones y que todavía conservan prácticamente intacta. Las carreteras para llegar aquí serpentean atravesando los pasos de montaña para descender vertiginosamente entre plantaciones de maíz y cañamo hasta los profundos valles donde se enclavan los pueblos y aldeas de sus habitantes.

Recorrer toda esta zona implica alquilar una motocicleta en la localidad de Ha Giang, punto de entrada de toda la zona, para explorar durante varios días a lo largo de la frontera con China, saltando de pueblo en pueblo y quedándose pasmado a cada curva con los paisajes que van apareciendo delante de tus ojos.

La ruta clásica tiene una duración de cuatro días, pero la puedes acortar si vas con poco tiempo o alargar para llegar hasta la impresionante cascada de Ban Gioc. Y si te da miedo conducir no te preocupes, porque puedes alquilar un conductor que te lleva durante todo el trayecto por un precio bastante económico (alrededor de 45€/dia todo incluido). Toda una aventura que hacen de este lugar un imprescindible en tu viaje a Vietnam.

HA GIANG LOOP


5. VISITAR LAS TERRAZAS DE ARROZ DE SAPA

Si hay una imagen típica de Vietnam aparte de Halong Bay, esta es sin duda la de las terrazas de arroz de Sapa.

Anclada en las tierras altas del norte, esta localidad fue poco a poco ganándose la fama por la belleza de sus arrozales y sus maravillosas vistas, cuyas fotos fueron rápidamente dando la vuelta al mundo y atrayendo cada vez más a mayor cantidad de visitantes de todos los lugares con ganas de conocer la zona.

La consecuencia se hace patente hoy en día, y Sapa, a pesar de conservar su belleza a desarrollado un turismo multitudinario que se refleja en su desarrollo urbanístico cada día mayor y una población perdiendo sus costumbres para dedicarse al turismo.

Aun así Sapa sigue siendo un lugar de extraordinaria belleza, donde puedes perderte paseando por sus campos y arrozales durante al menos un dia, o si tienes tiempo y estás en buena forma física, realizar la ascensión al pico Fansipan (3142 m), que es ni más ni menos que el más alto de toda Indochina. La ruta normalmente se realiza en dos días y las vistas como puedes imaginar son espectaculares. Si no estas en tan buena forma, por un precio módico siempre puedes coger el teleférico y disfrutar también del trayecto.

SAPA


6. MAI CHAU: ARROZALES Y AMBIENTE LOCAL EN EL NORTE DE VIETNAM

Hablar de cualquier viaje por el norte de Vietnam, es hablar como podéis leer de paisajes verdes y arrozales por doquier, un paisaje característico de toda esta zona del país que alcanza su máximo esplendor en la localidad de Mai Chau.

Si estas cansado de las masificaciones que pueden llegar a experimentar destinos como Sapa, especialmente en temporada alta, tienes una buena alternativa en Mai Chau, un lugar indicado para todos aquellos que busquen algo más de tranquilidad y un ambiente más local.

Mai Chau, al igual que Sapa y Ha Giang, se caracteriza por su marcado carácter étnico, por lo que es común alojarte con una familia local o Homestay para disfrutar de la hospitalidad, la gastronomía y el trato cercano de sus gentes. Aquí la principal actividad es el trekking por sus campos y arrozales, ya que no hay mayor placer en este lugar que caminar durante la época de la recolección del arroz entre sus caminos y aldeas cercanas, dejándose embriagar por el ambiente y el paisaje de tonos verdes y amarillos, que convierten este lugar en todo lo que imaginaste que seria Vietnam.

No te olvides de echar un vistazo desde el mirador de Thung Khe Pass, ubicado más o menos a unos 10km de Mai Chau, bien sea en bicicleta, en moto o a pie, desde aquí obtendrás una vista espectacular de todo el conjunto que te rodea, y una foto que se convertirá probablemente en una de tus favoritas de tu viaje por Vietnam.

MAI CHAU