Vietnam es un país totalmente diferente a cualquiera que hayas visitado, y para darte cuenta de ello no hay nada mejor que viajar al país y descubrirlo por ti mismo.

Hacer un viaje a Vietnam puede ser una experiencia maravillosa pero desde luego también chocante en los primeros momentos. No es uno de los países más fáciles de explorar ya que la infraestructura turística es menor que en otros lugares del Sudeste Asiatico.

Para que sepas lo que esperar y no te pille todo de sorpresa, te dejamos con una recopilación de consejos para viajar a Vietnam, que estamos seguros te serán de utilidad a la hora de planificar tu viaje por tierras vietnamitas.

1. Disfruta la comida Vietnamita


Vietnam es probablemente uno de los países con más variada y rica gastronomía de todo el mundo.

La cantidad de platos distintos que puedes encontrar es enorme, y la variedad de sabores es apabullante. En Vietnam obviamente los restaurantes no cumplen las mismas medidas sanitarias que en los países occidentales, lo cual a priori puede echarte para atrás, pero una vez pasado el choque cultural comenzarás a disfrutar de la auténtica comida vietnamita.

Gran parte de los restaurantes en Vietnam son de plato único, es decir, solo venden un plato y no disponen de menú, por ejemplo si quieres comer Bun Chá, uno de los platos estrellas de Hanoi y en nuestra lista de favoritos, tendrás que buscar el restaurante que lo venda y verás que solo vende eso. 

Por otro lado los vietnamitas suelen tener dos negocios en el mismo local, por lo que no te extrañe que lo que por el día era una zapatería, por la noche se convierta en un restaurante local, donde cenar rodeado de vitrinas repletas de zapatos, una experiencia de lo más peculiar.

Para los amantes del pan, la buena noticia es que como buena colonia francesa, el país ha heredado la tradición en el famoso Banh Mi que encontrarás en cualquier lugar de Vietnam.

¿Cuánto cuesta una comida en Vietnam?


Pues lo bueno de viajar por Vietnam es que puedes comer desde 1€.

Evita los restaurantes más turísticos y no tengas miedo a sumergirte en la gastronomía local. En Vietnam, al contrario que en España u otros países occidentales, contra más sucio está el suelo del restaurante mejor (con ciertos límites claro), ya que esto indica que es un buen restaurante al que va mucha gente a comer todo el rato.

2. No subestimes el tamaño de Vietnam.


Aunque en el mapa pueda parecer relativamente pequeño, su forma alargada hace que recorrerlo de norte a sur o viceversa sea una buena opción si tienes más de 15 días, pero una no tan buena si tienes menos.

Vietnam tiene 3 zonas bien diferenciadas, norte, centro y sur, y lo mejor es que te centres en la primera y si te queda tiempo le sumes otros lugares, pero en cualquier caso como mínimo deberías dedicarle una semana a cada una de ellas para conocer lo justo.

Viajar por Vietnam de una punta a otra en poco tiempo te obligará a tomar vuelos locales, y aunque son relativamente económicos, hacer un viaje de esta forma te hará perderte muchas experiencias importantes.

viaje por vietnam

3. La mejor época para viajar por Vietnam depende de la zona que quieras visitar

Y por supuesto de la fecha en la que viajes, ya que el clima en este país es muy diferente dependiendo de qué zona quieres conocer.

A rasgos generales se podría decir que como buen país tropical, Vietnam disfruta de dos temporadas bien diferenciadas, la estación seca (de Diciembre a Mayo) y la estación de lluvias (de Junio a Noviembre).

Esto se suele cumplir tanto en el centro como en el sur del país, pero no así en el centro, que sobre todo en los meses de Septiembre, Octubre y Noviembre suelen recibir gran cantidad de lluvias, pero sobre todo la llegada de tifones que azotan la zona. Ciudades como Hoi An o Hue son a menudo barridas por las lluvias torrenciales impidiendo además que las puedas visitar con tranquilidad.

¿Qué tipo de ropa llevar a Vietnam?


El calor asfixiante suele ser la norma general en la mayor parte de Vietnam, por lo que la ropa de manga corta fresca será tu gran aliado. Aun así, prepárate a sudar los primeros días con intensidad hasta que el cuerpo se acostumbre. 

Si piensas visitar la zona de las Highlands (lugares como Dalat) o el norte del país en la época invernal (diciembre a febrero) recuerda llevarte algo de abrigo ya que las temperaturas suelen ser frescas.

4. El tráfico en Vietnam impresiona 

Mayormente porque en este país el medio de transporte principal es la moto. En Vietnam hay casi el doble de motocicletas que de habitantes, y cruzar la calle en ciudades como Ho Chi Minh se puede convertir en una auténtica odisea para el turista primerizo.

El miedo a ser atropellado es más que inminente y muchas veces llega a ser muy estresante. Esto es básicamente por falta de desconocimiento hacia las normas de circulación en Vietnam que a priori parecen inexistentes.

Pero una vez que lleves unos días en el país te darás cuenta de que existen unas reglas no escritas por las que todo el mundo se guía y que te ayudarán a sobrevivir.

Si ves que no hay semáforos o pasos de peatones cerca, observa cómo cruza la calle la gente local e imítalos, aunque te parezca que las motos vienen hacia ti verás como te terminan esquivando evitando cualquier tipo de incidente.

 

5. Las playas de Vietnam no son el punto fuerte del país

Si tienes pensado viajar a Vietnam en busca de playas paradisíacas y arenas blancas, tenemos que decirte que replantees tu viaje.

Existen otros destinos perfectos para eso como pueden ser Filipinas, Tailandia o Indonesia, pero desde luego no Vietnam.

No hay que negar tampoco que el país cuenta con algunas playas de calidad bastante aceptable, como las de Phu Coc o el norte de Nha Trang, pero sin lugar a dudas no es su punto fuerte.

La mayor parte de las playas son más bien insípidas y poco vistosas, y algunas de ellas contaminadas por el plástico y la suciedad.

playas de vietnam

6. En Vietnam llevarás millones en el bolsillo

Millones de Dongs, porque la moneda vietnamita es bastante peculiar y para que te hagas una idea cada euro equivale aproximadamente a 25.000 dongs. Lo cual quiere decir que si cambias 100€ ya tendrás 2.5 millones.

Si quieres conocer la sensación de ser millonario aunque sea temporalmente Vietnam es el lugar, eso si, no te acostumbres demasiado porque el disgusto vendrá cuando tengas que cambiar de vuelta el dinero.

Lo bueno de el Dong Vietnamita es que es fácil de hacer el cambio a Euros y echar rápidamente las cuentas de lo que cuesta cada cosa, y además que no existen las monedas, sino tan solo los billetes, por lo que evitarás tener que cargar con peso innecesario.

Eso sí, ten cuidado de no meter la pata con los billetes ya que algunos son muy parecidos y no querrás terminar pagando el doble.

¿Dónde cambiar dinero en Vietnam?


Los lugares con mejor cambio suelen estar en el centro de las ciudades. En lugares como Hanoi existe una calle llena de joyerías que ofrecen el mejor cambio de la ciudad. 

Intenta evitar el aeropuerto de tu país de salida ya que el tipo de cambio suele ser bastante a la baja comparado con el que encontrarás en Vietnam.

 

7. Prepara el visado para viajar a Vietnam antes de salir.

Obtener el visado para viajar a Vietnam es algo relativamente sencillo si sabes como. Lo primero que tendrás que verificar es si lo necesitas, ya que para los viajes de 15 días o menos no hace falta, por lo menos para españoles.

Si piensas estar más tiempo en el país necesitarás un visado el cual puedes obtener a tu llegada en el aeropuerto, previa solicitud de una carta de invitación al país, que se gestiona a través de cualquier agencia de visados.

El precio dependerá del tiempo que quieras permanecer en Vietnam( 1 mes o 3 meses), así de si vas a hacer solo una entrada o varias.

Pasos para solicitar el visado a Vietnam

 

  • Solicitar y pagar la carta de invitación al país.
  • Una vez en tu correo, imprímela y llévala contigo en la mochila de mano.
  • Con la carta,, 2 fotos, pasaporte, formulario de entrada / salida y unos cuantos dolares de tarifa de visado, acude a la oficina de visa on arrival del aeropuerto a tu llegada.
  • Entrégalo a los oficiales y espera pacientemente a que te llamen para entregartelo.
  • 8. El regateo se usa para casi todo en Vietnam


    Si vas a viajar a Vietnam, ten en cuenta que uno de los principales consejos que podemos darte es que aprendas el arte del regateo, lo vas a necesitar.

    Vietnam es uno de los países del Sudeste Asiático con precios más baratos, aún así el regateo es ampliamente usado para las compras turísticas de regalos, souvenirs y demás artículos, así como para el transporte, especialmente en taxi, aunque también podrás negociar el precio de los tours y las excursiones en las agencias y algo menos con los hoteles, aunque depende de la zona tambien.

    Vamos, que en Vietnam puedes negociar prácticamente de todo, lo cual evitará que te timen tan a menudo, pero eso sí, recuerda no pasarte de precio, y que lo que para tí es algo casi imperceptible , depende de que lugar puede suponer una gran ayuda para sus habitantes.

    9. La bahía de Halong no es lo es lo único que merece la pena de Vietnam

    Pero si lo más turístico y conocido. Son muchos los que viajan al país tan solo por conocer este lugar, pero en nuestra opinion, aunque el sitio es bonito y por supuesto que bien merece una visita, la sobreexplotación turística lo ha convertido en una experiencia buena, pero no de las mejores.

    Y es que Vietnam tiene tantos lugares que te sorprenderán que es difícil no pensar que la bahía de Halong es uno de los más normalitos, por lo que prepara tu viaje a Vietnam de tal manera que dejes hueco en él para otros atractivos del país como Ninh Binh, Ha Giang o Mai Chau y no te arrepentirás.

    bahia de halong

    10. El transporte en Vietnam es cómodo y eficiente

    Sobre todo comparado si lo comparamos con otros países del Sudeste Asíatico.

    Vietnam dispone de una sólida red de transporte por carretera, pero lo que hace de Vietnam un gran país para viajar en autobús es que la mayor parte de ellos son autobuses cama. Esto es algo que sorprende la primera vez que montas en uno, pero a lo que te acostumbras rápidamente. La única pega es para los que somos muy altos, ya que el tamaño de las camas es más bien reducido, por lo que la comodidad no es siempre la que nos gustaría.

    Por otro lado, una línea ferroviaria une todo el Vietnam de norte a sur a lo largo de miles de kilómetros de costa. Los trenes equipados con compartimentos cama son también una buena opción para los trayectos largos.

    Los vuelos locales son económicos y en gran parte de las ciudades vietnamitas, por lo que si vas con poco tiempo son una opción perfecta para moverte por el país.

    11. Dedica un par de días a conocer Hanoi


    Porque la capital de Vietnam bien los merece. Hanoi es una ciudad grande y caótica para el visitante, pero también muy interesante y repleta de atractivos para el viajero.

    Perderse por las callejuelas del casco antiguo, entre los cientos de tiendas, cafés y restaurantes que existen en la zona, es simplemente una maravilla. A diferencia de otras ciudades de Vietnam, Hanoi inspira un aire bohemio e intenso, en el que se mezclan tradición y modernidad.

    Museos, pagodas, mausoleos y antiguas prisiones son solo algunos de los atractivos turísticos que puedes conocer en unos pocos kilómetros a la redonda, así que dale una oportunidad a esta vibrante ciudad de Vietnam.

    hanoi vietnam

    12. Aprender algunas palabras básicas de viaje en Vietnamita puede ser de mucha utilidad


    En general la gente en Vietnam es amable y acogedora, si bien si eres de los que solo visitan los lugares más turísticos puedes llevarte la impresión equivocada, ya que te tocará negociar con muchos buscavidas que intentarán venderte de todo.

    Pero si sales un poco de la ruta más frecuentada, descubrirás la mejor cara de la gente de Vietnam. El mayor problema será la barrera del idioma, ya que aunque en los lugares más frecuentados por turistas gran parte de la gente habla inglés. esto cambia enormemente en cuanto sales de la ruta principal, y es que aunque Vietnam está haciendo una enorme inversión en enseñar inglés a sus ciudadanos, todavía son muchos los lugares en los que es prácticamente imposible comunicarte en este idioma.

    Es por ello que unas pocas palabras de vietnamita pueden servirte de gran ayuda para complementar ese lenguaje que todos entendemos, el universal de los gestos. Aquí te dejamos con un resumen de expresiones útiles en vietnamita.

    Hola

    xin chào

    Entiendo / No entiendo

    tôi hiểu / tôi không hiểu

    Perdon

    xin lổi

    Gracias (muchas)

    cảm ơn (nhiều)

    No gracias

    không cảm ơn

    ¿Cuánto cuesta?

    giá bảo nhiều ?

    ¿Puedes hacer una rebaja?

    Hạ giá được không ?

    ¿Dónde está?...

    ở đâu ?...

    Necesito un médico

    tôi cần gặp bác sỉ

    Soy alérgico

    tôi bị đi ứng

    ¿Está cerca/lejos?

    đó có gần / xa không ?

     

    12+1. ¿Es seguro visitar Vietnam?


    Aunque hemos sido bombardeados desde pequeños con imágenes de Vietnam como un país poco seguro y en constante conflicto, la realidad es que Vietnam es en general un país muy seguro, con una baja tasa de criminalidad, y repleto de gente tranquila y amable.

    Uno de los pocos problemas que puedes tener en Vietnam es ser víctima de alguna estafa en algún tour que contrates o cosas así.

    Por supuesto lo mejor si decides viajar a Vietnam es hacerlo siempre con un buen seguro de viaje que te cubra por si acaso, ya que nunca se sabe lo que puede pasar.